La nobilidad del roble

LA NOBILIDAD DEL ROBLE

  

Tradición y experiencia

En busca de la perfección más absoluta, la Tonelería Nadalié ha optado por controlar toda la cadena de trabajo, desde la selección de las variedades de roble hasta la entrega de sus productos a los viticultores.
  

Selección rigurosa

La Casa Nadalié, gracias a su ojo entrenado, elige directamente en los bosques los árboles más nobles de monte alto, la materia prima necesaria para sus creaciones. A menudo, estos árboles se compran en subasta en la Office National des Forêts (Oficina Nacional de Bosques).
  

Tala y aserrado

Los robles se talan siguiendo los ciclos lunares.
A continuación, las rollas se cortan manualmente en duelas en los aserraderos y fábricas de duelas del grupo.
  

El tiempo marca la diferencia

Las duelas se apilan al aire libre y se riegan durante dos años como mínimo.
De esta forma, los taninos más amargos desaparecen y la madera queda lista para expresar toda su paleta aromática.
Es una fase de afinado muy importante en la que las fibras se contraen, lo cual permitirá más tarde conseguir la estanquidad.
  

Trazabilidad total

Desde el bosque hasta la bodega, Nadalié garantiza la trazabilidad continua de su trabajo.
La historia se escribe, la memoria de la madera magnificada perdura.